Últimas reseñas...

Reseña: El árbol de los elfos Reseña: Las crónicas de Esther Reseña: Soosmet. El hijo de la tumba Reseña: Rompamos el hielo Reseña: Amor a destiempo reseña:The Girl Who Had Nothing More To Say

9 dic 2020

Reseña: Las hogueras del cielo de Yolanda Fidalgo

Ficha técnica

Título:
 
Las hogueras del cielo
Autora: Yolanda Fidalgo
Editorial: Roca Editorial
Páginas: 352
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Precio: 18,90€
ISBN: 978-8417968960
Año de edición: 2020

¿Qué sacrificarías para conseguir lo que deseas?

¿Cuánto podrías mentir?

Una extraordinaria novela histórica sobre la creación del observatorio más grande del mundo y sobre los grandes descubrimientos astronómicos de la primera mitad del siglo XX.

Los Ángeles, mayo de 1910.

La misma noche en que la Tierra atraviesa la cola del cometa Halley, llamado "El Destructor", en la casa de los mellizos Henry y Ellie Blur sucede algo terrible que los obliga a huir. Se dirigen hacia el monte Wilson, donde se ubica el observatorio astronómico más grande del mundo. Bajo ese cielo transparente encontrarán su propio destino, incluido el amor.

Hasta que uno de los dos desaparece.

 

Opinión personal


Henry Blur es impulsivo, apasionado y luchador, todo lo contrario a su melliza Ellie, quien esconde todos sus sentimientos bajo una mirada tan fría como el hielo. Desde que la Tierra atravesó la cola del cometa Halley, sus vidas cambiaron radicalmente. Esa noche los destrozó y no les quedó más remedio que huir al monte Wilson. Allí, Henry rehízo su vida trabajando como asistente en un observatorio, mientras que Ellie se encargaba de cazar y cultivar.


Sin embargo, una fatídica noche uno de los dos desaparece y muere en extrañas circunstancias. ¿Qué ocurrió y quién fue el culpable? Las únicas testigos fueron las estrellas, quienes nos guiarán y acompañarán a descubrirlo.  


Las hogueras del cielo es una novela de ficción histórica cargada de drama, superación, lucha y romance que engancha al lector desde la primera página. Con su historia ayuda a comprender por qué era tan duro nacer mujer o tener una orientación sexual diferente en un mundo tan conservador y no tan lejano. Sin embargo, a pesar de contener una trama tan cruda, es muy necesaria para hacer ver que todos somos personas y que nadie elige a quién amar.


Esta novela guarda en su interior una historia que hace mención a las estrellas y a cómo se construyó el observatorio del monte Wilson, sí. Pero no trata exclusivamente sobre eso ni es la trama principal, más bien es algo secundario. Así que, si os echaba para atrás esto por algún motivo, debo aclarar que la trama abarca mucho más: secretos, asesinatos, amores prohibidos, venganza, y un largo etcétera.


-¿Cómo lo haces, Ckumu? ¿Cómo sabes tanto?

-La vida es muy larga, Libélula, si tienes la suerte o la desgracia de que lo sea. Hay que abrir los ojos y aprender de cada paso.

 

Las hogueras del cielo nos traslada principalmente a Pasadena, una ciudad de California donde se ubica el Monte Wilson. Allí sentiremos en primera persona cómo es vivir en plena naturaleza, con todos sus pros y sus contras. Sentiremos cómo es galopar a caballo en mitad de la montaña mientras el viento azota tu cara, pero también la soledad que provoca el aislamiento o el gran peligro que suponen los animales salvajes o las pendientes.

No obstante, también nos embarcaremos en un crucero y viajaremos a Londres, donde seremos testigos de lo diferente que es la montaña de la ciudad.

 

El libro está estructurado en capítulos de una extensión media-corta y está narrado en tercera persona, con un lenguaje sencillo y poético. El ritmo, por su parte, es pausado, lo que hace que el lector vaya descubriendo pistas poco a poco y no pueda parar de leer hasta descubrir qué ocurrió aquella fatídica noche y qué oscuros secretos esconden los personajes de esta historia.

A esto hay que sumar, además, la gran labor de documentación que ha realizado la autora, puesto que en esta novela que transcurre en el siglo XX encontraremos tanto personajes reales como ficticios, así como hechos que ocurrieron realmente.


 -Están lejos, Eleanor, a muchos años luz. Y aun así hay cosas que están mucho más lejos aún, que parecen más improbables de conseguir que llegar hasta las estrellas.

 

Yolanda Fidalgo, su autora, pretende reivindicar el papel tan importante que ha tenido la mujer a lo largo de la historia mostrándonos en esta novela algunos ejemplos. Por suerte, cada día vamos conociendo a más mujeres que cambiaron la historia con sus descubrimientos y cuyos méritos se llevaron los hombres. Actualmente parece imposible que una mujer no pueda estudiar o elegir qué quiere ser, pero fue así hasta hace relativamente poco. 

 

Los personajes están perfectamente perfilados y desarrollados, lo que los hace tan reales como nosotros: aman, odian, luchan, tienen sueños y miedos. Mis favoritos, sin duda alguna, han sido los mellizos. Me ha encantado Henry y su valentía, así como Ellie y su fortaleza. Mientras a Henry le tocó amar a personas de su mismo género en una época en la que te podía costar la vida, Ellie vivió en un mundo donde las mujeres eran menospreciadas y no podían hacer otra cosa que estar en casa y dedicarse a sus hijos.

No obstante, también encontraremos otros personajes que nos robarán el corazón, como Paul Allen y Oliver Gant.

 

El desenlace, por su parte, es emotivo y muy bonito, además de cerrado. Me ha parecido ideal y ha sido adecuado para sus personajes. Sin duda, es un libro que recomiendo muchísimo porque lo he disfrutado de principio a fin.


En conclusión, Las hogueras del cielo es una novela de ficción histórica con un mensaje muy necesario y unos personajes perfectamente desarrollados. Con un ritmo pausado pero adictivo, puesto que no podremos soltarlo hasta descubrir qué ocurrió aquella fatídica noche de invierno. 

-Es curioso, me siento liviana. ¿Pesan tanto las lágrimas?

-A veces, como todo un océano.


Puntuación
Yolanda Fidalgo

Yolanda Fidalgo Vega, nacida en Zamora el 27 de agosto de 1970. Estudió Empresas Turísticas en la Universidad de Salamanca, pero su pasión han sido siempre los libros.
En Madrid fundó su propio taller de encuadernación, que aún mantiene. Suele escribir poesía, hasta que hace algún tiempo se atrevió con la narrativa, después de ganar el Premio Ensayo a las ideas emprendedoras de Aldeamayor (Valladolid) en 2013. Ha sido finalista en el Premio microrrelatos Manuel J. Peláez 2016, en el premio de relatos La Felguera 2016, y en el de Tudela 2017. En la actualidad reside con su familia en Moraleja del Vino (Zamora), y dedica todo el tiempo que se puedo permitir a la escritura. Esta es mi primera novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario