9 sept. 2015

Reseña: Un hijo

Ficha técnica


  • Título: Un hijo
  • Autor: Alejandro Palomas
  • Editorial: La Galera
  • Páginas: 288
  • Precio: 17,95€
  • ISBN: 9788494185755
Guille es un niño introvertido con una sonrisa permanente, y es un lector empedernido con mucha imaginación. Solo tiene una amiga. Hasta aquí, todo en orden. Pero tras esta máscara de tranquilidad se esconde un mundo fragilísimo, como un castillo de naipes, con un misterio por resolver. El rompecabezas lo configuran un padre en crisis, una madre ausente, una profesora intrigada y una psicóloga que intenta armar el puzle que está en el fondo. Una novela coral que respira sentimiento, ternura, vacíos, palabras no pronunciadas y un misterio sobrecogedor.

Opinión personal

Guille tiene nueve años y, a diferencia del resto de sus compañeros de clase, de mayor quiere ser Mary Poppins. Como no es de extrañar, esa respuesta pone en alerta a su profesora, quien piensa que, además de una imaginación desbordante, Guille esconde algo muy importante. Así, cita al padre del niño y le recomienda llevarlo a una psicóloga para que pueda descifrar ese mensaje oculto que Guille esconde tras su inmensa alegría y su obsesión con Mary Poppins. 

María, la psicóloga, irá investigando sobre la familia del niño y descubrirá el gran vacío que Guille siente desde que su madre se marchó por asuntos de trabajo y lo dejó con un padre que finge que todo va bien pero está roto. Lo que muy pocas personas saben es que, detrás de eso, esconden algo mucho más grave, y María será la encargada que ir uniendo las pistas que Guille le deja para poner fin a ese gran problema que se ciñe sobre ellos.


Las reseñas positivas sobre este libro abundan, por lo que, como suele pasar, no pude evitar las ganas de darle una oportunidad y comprobar que verdaderamente guardaba en su interior una historia que merecía la pena. Sin embargo, no solamente la ha merecido, sino que, además, junto a sus personajes, se ha convertido una novela inolvidable, mágica. Y no mágica porque sus personajes posean poderes sobrenaturales, sino por la capacidad y la fuerza que sacan los mismos para afrontar los problemas más dolorosos, esos de los que intentamos huir siempre que podemos. Porque eso es a lo que nos enseña Un hijo, a enfrentarnos a lo que nos duele y a no escondernos, a no vivir presos del pasado y a prestar más atención a las personas que realmente se preocupan por nosotros. 

No obstante, lo que más caracteriza a esta novela, son sus personajes, sobre todo nuestro pequeño Guille, un inocente niño que, aunque intenta guardarlo en su más profundo interior, lo está pasando muy mal. A sus nueve años de edad, sólo cuenta con una amiga, Nazia, una niña paquistaní que, al igual que él, es nueva en el colegio y está sola. Y luego está el hecho del abandono de su madre por motivos de trabajo y la gran tristeza de su padre. Aunque, a pesar de todo eso, Guille no guarda ni una pizca de rencor, al contrario, sigue siendo un niño muy dulce, inocente, y con un gran corazón, amante de la lectura y con una imaginación desbordante. Sin duda, es el personaje que más me ha gustado y el que más me ha transmitido sus sentimientos.
A su padre, en cambio, al principio no lo comprendía y llegué a odiarlo. No obstante, conforme avanza el libro vamos descubriendo los motivos por los que actúa así y vamos entendiéndolo un poco más, aunque eso no quita que le siga guardando un poco de rencor por la poca delicadeza con la que trataba a veces a Guille. Así pues, en Manuel veremos, sobre todo, a un padre superado por la situación que le ha tocado vivir, por lo que se siente desesperado y no comprende la obsesión de su hijo hacia Mary Poppins.
El personaje de María, la psicóloga, al igual que el de Guille, me gustó mucho, ya que, a pesar de las dificultades que se interponían entre ella y el caso de Guille, no se rindió en ningún momento, pues sentía la obligación y la necesidad de ayudar a ese niño que, al igual que a todos, le robó el corazón.

Otro aspecto a destacar son los capítulos de la novela, que se van alternando entre Guille, Manuel y María, por lo que iremos conociendo en profundidad a cada uno de ellos, desde sus pensamientos hasta la forma en la que ven la vida. Así, desde el punto de Guille veremos cada uno de los hechos con total inocencia, mientras que con Manuel será todo muy pesimista y con María lo veremos todo con mucha positividad.
El ritmo, asimismo, es ágil y no decae en ningún momento, por no mencionar que, además, los capítulos también son bastante cortos. Así pues, ésto, sumado a la intriga que te va produciendo la trama conforme va avanzando, se lea en nada.

Por otro lado, cabe a mencionar la magnífica edición, que viene acompañada de cartas y dibujos de Guille, con la caligrafía y el trazado propio de un niño pequeño, por lo que le aporta mucho más realismo a esta historia. Sin embargo, también ha habido algo que no me ha gustado de ella, y es que hay demasiados márgenes en las páginas, lo cual da la impresión de tener muchas más páginas de las que realmente tiene.

En conclusión, Un hijo es un libro que trata, desde tres puntos de vista, los problemas de una familia compuesta por una madre ausente, un padre roto y un niño que se refugia en Mary Poppins. Con un mensaje sorprendente sobre el poder de afrontar las cosas que nos duelen a tiempo y unos personajes inolvidables. Compuesta, además, por capítulos cortos y un ritmo muy ágil.
-¿Y se tarda mucho en ser mayor?
Sonreí. Guille tiene unos ojos azules que lo miran todo sin pudor. Cuando pregunta, lo hace sin vergüenza, como si preguntar fuera lo más natural del mundo, y eso me tranquiliza.

Puntuación


Alejandro Palomas

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en Filología Inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas El tiempo del corazón(publicada en Siruela y por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac),Tanta vidaEl secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), El alma del mundo (finalista del Premio Primavera 2011), El tiempo que nos une y Una madre. Su obra ha sido traducida a diez lenguas.
*Gracias a la editorial por el ejemplar. 

9 comentarios:

  1. Hola^^
    Será una de mis próximas lecturas y espero bastante de el pues pinta genial y tiene muy buenas críticas. A ver que me parece al final.
    Me alegro de que te haya gustado tanto :3
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que me gustó mucho, es muy emotivo y me enamoré de Guille desde el primer momento. Aunque resulta algo previsible, el final me encantó <3

    ResponderEliminar
  3. Tengo miedo con este libro. Mis expectativas están muy altas porque todas las reseñas que leo son muy positivas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Es un libro maravilloso, todo el mundo debería leerlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Me alegro de que te haya gustado tanto ^-^ Yo lo leí hace un par de meses y me gustó muchísimo. Es una novela que emociona por Guille, por su inocencia y su ternura. A mi me pareció un poquito predecible, pero me gustó mucho como ya digo y, sobre todo, me gustó que estuviese narrada desde 3 puntos de vista =)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchísimas ganas de estrenarme con este autor!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! :)

    Lo leí hace poco y ME ENCANTÓ. A pesar de que es un poco previsible me emocioné mucho con el final.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Pues no me llamaba pero con tanta buena reseña empiezo a replantearmelo <3

    ResponderEliminar
  9. Hola guapísima!!

    A mi me llama mucho la atención este libro, solo leo buenas críticas de él. El hecho de que el chiquillo esté obsesionado con Mary Poppins me llama mucho la atención, a ver si me hago con él prontito =P

    Muchos besitos!! =)

    ResponderEliminar